Clínica de Fisioterapia Munay – Fisioterapeuta en Moratalaz
Visítanos
C/ Ciudad de Águilas, 2
Escríbenos
moratalaz@fisioterapiamunay.es
Horario
L-V: 9h - 14h | 16h - 21h

Actualmente, nos es más común encontrar a personas que conocen lo que es el suelo pélvico. A otras, les suena, pero no están seguras. Pero para una inmensa mayoría, el suelo pélvico es un gran desconocido.


Tanto para la mujer como para el hombre, el suelo pélvico es una parte de nuestro cuerpo que tenemos que cuidar y educar para no sufrir patologías. Solemos dar mayor importancia al suelo pélvico en caso del embarazo y postparto, pero también puede tener otras repercusiones, como en el ámbito sexual a la hora mantener relaciones. También es responsable de diferentes patologías como incontinencias urinarias, incontinencias fecales, dolor generalizado de la zona, prolapsos…entre otras.

El perfil de paciente que padece este tipo de complicaciones puede ser hombre o mujer, no obstante, en la mujer tiene mayor predominio.  La edad a la que aparecen problemas en el suelo pélvico varía en una población joven, adulta y de edad avanzada. Las razones son diversas, deportes de alto impacto, afectación postural, peso, embarazo…. Por ello debemos de cuidar y tomar conciencia de nuestro suelo pélvico lo antes posible para prevenir posibles alteraciones.

Un/una fisioterapeuta experto/a en suelo pélvico se encargará de evaluar y tratar las disfunciones de la musculatura dándonos soluciones a muchos de los problemas que, hoy por hoy tenemos, pero, que nos callamos y aceptamos, por prejuicios o tabúes inculcados.

En el tratamiento del suelo pélvico se encuentran muchos beneficios, disminuimos la sintomatología de las patologías, normalizamos el estado de los tejidos reeducando la activación de la musculatura y damos una mayor calidad en la funcionalidad.

Previo al embarazo, es bueno realizar una valoración del suelo pélvico y preparar al tejido para todos los cambios que están por llegar. Para ello durante el embarazo es importante realizar una buena preparación fortaleciendo, dando elasticidad y adquiriendo un buen control motor no solo en el suelo pélvico sino a nivel general del cuerpo, previniendo también lesiones y compensaciones secundarias al embarazo como posibles lumbalgias, pinzamientos del ciático… De esta manera beneficiamos a la mama y obtenemos grandes beneficios para el bebe. Un buen parto, con menos probabilidad de ser instrumental y evitando posibles complicaciones.

Es importante no olvidarnos de una de las etapas más difíciles para la mujer, el postparto, donde trabajaremos mucho para devolver la calidad y funcionalidad y evitar posibles patologías secundarias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Aviso legal

ACEPTAR
Aviso de cookies